Judías verdes con patatas

Posteado por MaziusMa en Entrantes, Guarniciones, Verduras el 13-01-2011

4

Ingredientes

– 500 g de judías verdes
– 1,5 k de patatas para cocer
– 2 cebollas dulces
– 2 dientes de ajo
– 2 latas de atún pequeñas o 1 grande
– aceite de oliva
– sal

Preparación

En una fuente ancha y baja, del tipo de las Pirex de cristal, haz un fondito con aceite de oliva y coloca los ajos cortados en láminas, de tal manera que las puedas detectar a la hora de comer. Frota la fuente con los ajos para que el aceite se impregne de su sabor.

Quita las puntas a las judías y los hilos si los tiene. Córtalas en trozos de unos 4 o 5 cm. Pela las cebollas y córtalas en cuartos. Pon las judías con las cebollas a hervir en abundante agua con sal, teniendo en cuenta que luego agregaremos las patatas.

Mientras tanto pela y corta las patatas en trozos medianos.

Pasados 10 minutos de cocción añade las patatas y cuece hasta que estén tiernas. Que no se te pasen porque cuando las quieras condimentar se desharán y la idea es que mantengan la forma.

Con una espumadera ve colocando las patatas con las judías y las cebollas sobre la fuente sin apelmazarlas.Añade el atún desmigado encima de la verdura y luego vierte un hilito de aceite sobre todo.

Puedes comerlas tanto frías como calientes. Si te gusta, también puedes ponerle un par de huevos cocidos que le queda muy bien.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comments (4)

Un chorrito de limón no le va mal y hace al atún más digestivo. Un plato óptimo para los días de calor

Hola Pinicchia:

Ayer las hice con el chorrito de limón y les da un toquecito que me gustó.

Gracias por tus comentarios, saludos,

Matías.

MaziusMa gracias por tu comentario en mi blog! venía a devolverte la visita y menudo plato rico que me encuentro, una presentación muy cuidada, me llevo la idea con tu permiso.
Un saludo!

Hola Wada:

Muchas gracias por tu visita y por tu comentario. Mis recetas están para que todo el que quiera las haga suyas así que encantado que te las lleves.

Un saludo,

Matías.

Escribe un comentario